Historia de los medallones | Chateaux Thierrie
1033
post-template-default,single,single-post,postid-1033,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.8.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Historia de los medallones

comprar joyeria online

Historia de los medallones

Si eres aficionado a comprar joyería online, quizá sepas que los medallones son una pieza que nunca pasa de moda. Son muchas las mujeres que han portado uno a modo de collar. Sin embargo, puede que no conozcas cuál es su historia o cómo fueron sus orígenes. Las primeras pistas los sitúan en la antigua Roma cuando se compensaba a los vencedores con este tipo de joyas. Aunque en estos casos, la pieza solía emular a una gran moneda de oro.

En el antiguo Egipto también se utilizaban estos ornamentos. Se dice que Cleopatra regalaba a personas cercanas medallones con su retrato y piedras preciosas. Mientras que algunos de los faraones de la época también solían llevar joyas en forma de medallón. Especialmente importante resulta el que solía portar Tutankamón en forma de escarabajo.

Estos no son los únicos antecedentes de los medallones, ya que los sacerdotes los utilizaban como amuleto en algunos ritos religiosos especiales. En su versión más moderna, estas piezas suelen incluir una cadena y portar todo tipo de abalorios, como piedras preciosas. Finalmente, hace unas décadas estas eran las joyas elegidas, tanto por hombres como por mujeres, para incluir en su interior un pequeño retrato de un ser querido.

Es difícil establecer en qué fecha se establecieron los orígenes de los medallones. Pero, su uso se popularizó entre los siglos XVIII y XIX. Hubo grandes épocas en la historia en las que las personas utilizaban estos enseres para llevar las fotos de sus seres queridos, sobre todo durante los períodos de guerra. Una de las características más habituales de los medallones de la época victoriana era que tenían la cualidad de ser giratorios. La bisagra quedaba fijada a la cadena y el medallón giraba sin problema, aunque estas piezas eran exclusivas y su precio bastante superior.

En Chateaux-Thierrie podemos decir que estas joyas han evolucionado con el paso del tiempo. Se ornamentaron con cintas de terciopelo o se utilizaron para guardar reliquias de seres queridos. También, podían colocarse en el cinturón o en la ropa a modo de broche. O, simplemente, se guardaban en el bolsillo. Actualmente, estas piezas continúan diseñándose para hombres y mujeres.

Sin comentarios

Dejar un comentario